Chile extiende su indómita belleza geográfica desde el desierto de Atacama, el más árido del mundo, hasta los hielos del extremo sur del continente. Son más de 4.000 kilómetros de longitud donde se despliegan valles y montañas, parques y áreas marinas protegidas, glaciares y reservas para la vida, e incluso, la octava maravilla natural del mundo, El Parque Nacional Torres del Paine.

DESCRIPCIÓN

Superficie total: 756.102km2
Longitud: 4.329 km
Ancho máximo: 445km
Presencia en tres continentes: América, Oceanía y Antártica
Países limítrofes: Argentina, Bolivia y Perú
Población: 18.751.405
Idioma: Español
Zona horaria continental: Estratégica que coincide con los mayores centros financieros e industriales (GMT – 4)

El país más largo del planeta está custodiado por la imponente Cordillera de Los Andes al este y por el Océano Pacífico al oeste. A lo largo de su territorio encontramos una gran variedad de paisajes.

El norte del país ofrece desde atractivos naturales como su cielo estrellado con más de 300 noches despejadas al año para estudiar el universo. Además, el desierto de Atacama que no solo encanta con su paisaje lleno de contrastes, sino que cumple con las condiciones óptimas para el desarrollo de la energía solar.

En el centro, la distancia entre la cordillera y el mar es tan corta que en un mismo día se pueden disfrutar de ambas vistas extraordinarias que maravillan a los turistas que vienen de todas partes del mundo.

El sur ofrece termas, volcanes y hasta cruces de lagos y ríos. Sin embargo, los atractivos de Chile no sólo están en el territorio continental, sino también en sus islas. Dos de ellas, albergan patrimonios de la humanidad de la UNESCO (Parque Nacional Rapa Nui y Chiloé). Chile ha demostrado que ser un país con geografía extrema lo ha llevado a desarrollar el ingenio humano hasta tal punto que las dificultades naturales se convirtieron en oportunidades.

LEER MÁS

CONOCE CHILE

UN DESTINO QUE ATRAE